05 enero 2016

Experiencias del Movimiento Estudiantil


Resulta gracioso, cuando es la primera vez que no puedes hacer un balance completo sobre el movimiento estudiantil por que ya no eres estudiante. A pesar de haber estado en la universidad hace unos meses, de estar en el auge de la organización y tener una breve participación en algunos espacios como el último movimiento por la exigencia del pago de las becas.
Cada semestre las demandas se mantenían, los escenarios cambiaban y el modo de organización iba evolucionando de un primitivismo seguidista a empezar a ver la necesidad de construir una estructura organizativa y permanente. Que cada vez que se hacia el esfuerzo surgían fuerzas internas oportunistas que fracturaban el proceso y agentes de la rectoría y del Estado que se aseguraban de liquidarlo.

A pesar de ello, reaparecían esfuerzos , año tras año, donde la huelga de la UNACH tomo tradición en el mes más revolucionario, octubre.
En ese contexto, cada vez que aparecía en la facultad preguntaban ¿qué se va a hacer?, ya tenían previsto que cuando pasara a sus salones es por que se aproximaba el próximo movimiento. Temor para la autoridad, suspensión de clases para otros, otro poco un tanto reaccionario, asumiendo la postura de sus maestros y hubieron quienes decidieron organizarse y sumarse a la causa.
Lo cierto es que ahora, la lucha se aprecia desde otro arista, donde formamos parte de la clase obrera, sin olvidar que todos los años de lucha, las experiencias adquiridas apuntan hacia continuar fortaleciendo los lazos de unidad entre los estudiantes y obreros y campesinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario