26 enero 2019

El PCMLV ante el complejo escenario de Venezuela y sus consecuencias


Como ha venido expresando la dirección de nuestro partido en diversos documentos y espacios nacionales e internacionales, las contradicciones fundamentales se van agudizando, evidenciándose en estos últimos días con mayor desfachatez la acción del gobierno de EEUU y sus lacayos. Cada momento se hace más clara la política imperialista, lo que permite borrar cualquier posible duda sobre los efectos de la acción injerencista, agresiva y antipopular contra los pueblos del mundo, de la región, y en estos momentos contra el pueblo venezolano. Política que ha causado graves daños a la economía y a la población, contando para su implementación con la burguesía nativa, instrumento local y regional para afectar, en primer lugar, a las mayorías trabajadoras.

La administración del ultra-reaccionario Trump, ha contado con el respaldo de algunos gobiernos entreguistas que actúan contra el derecho a la autodeterminación, avalan la acción nefasta del títere Almagro en la OEA, así como de todos los instrumentos al servicio de los monopolios, mientras aplican paquetes antipopulares diseñados desde el FMI para aumentar la explotación y represión contra las mayorías de sus países, dejando cada día más claro para todos los revolucionarios de qué lado debemos estar en este momento.

La contradicción principal en esta coyuntura regional se presenta, en lo general, entre la opresión imperialista y la lucha por la liberación de esa dependencia, en lo particular se traduce en la lucha entre el imperialismo, principalmente EEUU, que ha mantenido tradicionalmente la dominación, y los intereses de las mayorías explotadas, que unas veces se van nucleando en torno a proyectos reformistas, revisionistas y otras veces en la línea revolucionaria, lo que depende en gran parte de la aplicación de la táctica acertada, que para los verdaderos comunistas, es la línea de la Tercera Internacional, que a sus 100 años de fundación, se mantiene en plena vigencia, con la táctica que promueve la necesidad de aglutinar fuerzas para enfrentar al gran capital imperialista y a los embriones del fascismo, unificando a los proletarios en la marcha hacia la total liberación de los oprimidos del mundo.
En Venezuela, avanza por buen camino la lucha contra el bloque imperialista EEUU-UE, con pugnas cada día más frontales, en las que están involucradas las diferentes clases sociales. Principalmente se expresan en los grandes medios de comunicación la pugna entre la burguesía tradicional pro-yanqui, que se propone retomar el control del gobierno a toda costa, y una tendencia, multiforme, con esbozos de reivindicación nacional, que se ha manifestado cercana al bloque China-Rusia, quedando aún el proyecto del proletariado y las masas populares en un segundo plano. Pero es necesario decir que estamos en la calle, en las principales luchas, en el debate y la movilización, lo que abre grandes posibilidades de fortalecimiento a la línea popular de lucha por la liberación nacional y el socialismo, planteando un reto inmenso a las fuerzas revolucionarias que trabajamos de manera continua para consolidar mayores niveles de organización y movilización del movimiento popular revolucionario.
Los marxistas leninistas tenemos el deber de seguir ganando la confianza del pueblo para la consolidación de la corriente política con autonomía de clase, que sustenta su accionar en la acumulación de fuerzas propias y en las alianzas para organizar la resistencia contra el bloque imperialista EEUU-UE, así como en la lucha por mejorar las condiciones de vida de las mayorías populares, contribuyendo a identificar ante éstas a su enemigo, al capitalismo y el imperialismo como su fase superior, como causante de las penurias, así como a los cómplices internos y externos. El proletariado venezolano va avanzando en medio de diversas dificultades, teniendo claro el logro de los objetivos estratégicos de la clase obrera, los campesinos y el pueblo, con una línea de apoyo crítico con exigencias a un gobierno agredido por el imperialismo.
Vamos ajustando la táctica con la visión más objetiva del fenómeno, y nuestro partido, desde el propio terreno de la lucha, ha comprendido que no sólo estamos viviendo una compleja coyuntura política, que está signada por secuelas de la crisis económica, por una ascendente agresión imperialista, por errores de política gubernamental pasados y actuales, por debilidades del movimiento revolucionario, que a pesar de esto ha crecido en los últimos 20 años, sino que además de lo coyuntural, hay un problema estructural del Estado burgués, que da muestras de un proceso de descomposición, lo que se puede apreciar en la incapacidad de los contendientes para someter a su contrario y el surgimiento de un poder paralelo. Esto nos indica que este conflicto de base estructural no se solucionará en corto plazo y que abre la posibilidad de cambios de fondo, por eso debemos trabajar también en la perspectiva estratégica.
Los sucesos de estos últimos días ratifican nuestras tesis sobre la descomposición del Estado, así como el papel del bloque imperialista de los EEUU-UE y sus lacayos, que aún con contradicciones, producto de sus luchas internas, mantienen una línea de conducta para tratar de aprovechar a favor de sus intereses las perturbaciones económicas, políticas y sociales que se viven en Venezuela, incidiendo en el proceso de descomposición del Estado, que cada día es más profundo, por lo que puede llevar a: una negociación para repartirse las riquezas del país entre las potencias imperialistas, a una agresión foránea, golpe de Estado o incluso a una situación revolucionaria, esto como consecuencia de la lucha entre las diversas tendencias en pugna y la emergencia de actores populares, como ocurrió en otros momentos de la historia del país.
Ante estos escenarios, que están llevando a situaciones de violencia, llamamos a todos los revolucionarios, a los patriotas y demócratas, a los trabajadores del mundo, a los campesinos y a los pueblos dignos, a preparar las condiciones de solidaridad concreta, teniendo la certeza de que EL PUEBLO VENEZOLANO RESISTE Y LUCHA, que seguirá resistiendo y luchando en cualquier escenario, que la clase obrera, los marxista leninista y en especial nuestro partido, trabajamos por organizar la defensa, sustentados en la legitimidad de las acciones que el proletariado habrá de emprender para salvaguardar sus intereses y los de las mayorías, convencidos que las contradicciones presentes en la región van creando las condiciones para una lucha que se va expandiendo, y para trabajar por la unidad de la clase obrera y los pueblos sobre la base de una táctica de carácter regional para enfrentar al enemigo principal y común de nuestros pueblos sin dispersar las fuerzas atacando espantapájaros.
¡EL SOCIALISMO SÓLO SE CONSTRUYE CON LA ALIANZA OBRERO-CAMPESINO EN EL PODER Y EL PUEBLO EN ARMAS!
Buró Político del Comité Central del
Partido Comunista Marxista Leninista de Venezuela (PCMLV)
Caracas, Enero de 2019 
 
Expropiado de: https://pcmlv.blogspot.com/2019/01/el-pcmlv-ante-el-complejo-escenario-de.html 
Leer más...

01 septiembre 2018

Posicionamiento del Movimiento Magisterial y Popular de Chiapas en el marco del 6to. Informe de Gobierno de EPN.


La Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación se ha movilizado en diferentes estados del país en el marco de la jornada nacional de lucha en repudio al sexto informe de gobierno de Enrique Peña Nieto, continuando con la exigencia por la abrogación de la Reforma Educativa. En Chiapas, el Bloque Democrático de la Sección Siete ha emitido el siguiente posicionamiento:
Leer más...

20 abril 2018

FPDT-Atenco: Carta abierta a Alejandra Barrales.


Carta abierta a Alejandra Barrales.

Señora Barrales: ¿Usted también? 

Tal y como el señor Slim lo hace, ahora usted se mete con nuestra tierra, nuestra historia y nuestras vidas. 

¿Por qué? ¿Qué mal le hemos hecho? 

El 18 de abril, al participar en el debate para gobernar la Ciudad de México, la escuchamos decir que está a favor de la construcción del Nuevo Aeropuerto. Lo que significa que está a favor de que nos despojen nuestras tierras y de que nuestros pueblos entren en un irreversible proceso de extinción. Lo mismo nos desea el señor Carlos Slim. Pero entre él y usted hay una enorme diferencia. Verá usted. 

El señor Slim es congruente con su clase. Representa al poder del dinero, al gran capital nacional y extranjero. En consecuencia con ello, sale en defensa de la construcción del Nuevo Aeropuerto; o sea, en defensa de sus negocios. Slim es un enemigo sincero. Su comportamiento de clase, estrictamente en ese sentido, es congruente.

En cambio usted señora Barrales, está lejos, muy lejos de eso. Mire usted las ironías de la vida.

Cuando Fox, en el año 2000, nos quiso arrebatar las tierras con su decreto, usted ya trabajaba justamente en el actual aeropuerto. Era sobrecargo de aviación, un puesto que antes simplemente era conocido como aeromoza. O sea, usted era una trabajadora del aire, y nosotros del campo.
Y cuando Mexicana de Aviación, la empresa para la que trabajaba, se declaró en quiebra, despidiendo a 5000 almas, usted era la Secretaria General de Sobrecargos de Aviación. Y luchó, y protestó y se manifestó contra el capital y a favor del trabajo. O sea, antes fue congruente con la clase social de la que emanó. Pero ahora, ¿Qué le pasó? 

Incluso, su conducta original de clase, la llevó a ser invitada e incluida en esfuerzos de coordinación sindical a nivel nacional, como la Federación de Empresas de Bienes y Servicios (FESEBES) y la Unión Nacional de Trabajadores (UNT). Ahí ocupó cargos. Ahí representó a más que las Sobrecargos. Pero ahora, ¿Qué le pasó? 

Con sus declaraciones a favor de Slim, favor de los gobiernos derechistas y represores, todo parece indicar que usted retomó el vuelo, pero hacia otra clase, la clase que antes combatió. ¿Por qué señora Barrales? ¿Qué la hizo cambiar? ¿Su departamento en Miami? ¿Su casa en Las Lomas de Chapultepec? ¿Su ambición por seguir ganando carrera en el gran negocio que hay detrás de la impunidad?

Slim es congruente; pero usted, no.
Slim es sincero con su clase; pero usted es una desclasada social. El dinero le corrompió el alma.
Usted es una decepción para la clase obrera del aire y de la tierra.

Y hablando de la tierra, nos despedimos de usted como lo hicimos de Slim:

Esas tierras nos pertenecen. Por varias generaciones han sido labradas y defendidas con ríos de sudor, lágrimas y sangre. Son nuestra vida, y la vida señora Barrales, nosotros, a diferencia de usted, no es moneda de cambio con los que nos imponen muerte.

Quédese usted al lado de Slim y las chequeras de los despojadores de México. Nosotros, por nuestra parte, no daremos un paso atrás en defensa de la tierra, por el contrario, llamamos a todas y todos a resistir, a luchar ahora y después del 1 de julio.

¡Porque amamos la vida podemos pelear hasta la muerte! 

¡ZAPATA VIVE, LA LUCHA SIGUE!

Atentamente:

Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, Atenco.
Leer más...

17 abril 2018

PARTIDO DEL TRABAJO (EMEP): "Condenamos los ataques de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia en territorio sirio"



PARTIDO DEL TRABAJO (EMEP): Condenamos los ataques de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia en territorio sirio.

Estos ataques tienen como objetivo materializar sus intereses en Siria y Oriente Próximo y tienen como blanco a los pueblos de la región.

Declaración del EMEP

El Partido del Trabajo (EMEP) condenó los ataques sobre Siria iniciados por Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia.

En el amanecer del sábado, 14 de abril, aviones y misiles norteamericanos, británicos y franceses atacaron Siria. Estos ataques no tienen ninguna justificación. Las fuerzas imperialistas atacaron a otro país, una vez más, sin presentar pruebas concretas, como ocurrió en Iraq.

Estos agresores imperialistas dicen representar a la comunidad internacional y afirman que castigan al régimen del Assad en su nombre. De hecho, estos ataques pretenden materializar los intereses imperialistas en Siria y Oriente Próximo y tienen como blanco a los pueblos de la región.

Estos ataques y el hecho de que Rusia, que respalda a Siria, haya manifestado que contestaría todos los ataques para después no hacer nada, prueban una vez más que cuando se lucha contra un país imperialista no puedes fiarte de otro imperialista.

Turquía ha manifestado su apoyo. Esto no es sorprendente porque el gobierno del AKP ya hacía llamamientos a Estados Unidos en el pasado para derrocar al gobierno sirio.

Este apoyo muestra que el gobierno del AKP podría fácilmente cambiar su colaboración con Rusia en Siria a una colaboración con los Estados Unidos y los imperialistas occidentales. Rusia cuestionaría la integridad de Turquía lo cual pondría más difícil a Turquía poder intervenir en Siria.

La llamada de Turquía a más acciones sirve para justificar la intervención imperialista en la región y es la continuación de su posición colaboracionista.

Los recientes acontecimientos en Siria también ponen en cuestión el acuerdo entre Turquía y Rusia para la compra de los misiles de defensa aérea S-400. Rusia podría re-evaluar sus relaciones con Turquía después de su apoyo a los ataques en Siria, o Turquía podría retractarse de la compra argumentando que los sistemas de defensa aérea son ineficientes.

Cualesquiera sean las consecuencias de estos ataques muestran claramente un incremento de la tensión en las relaciones inter-imperialistas.

Los imperialistas tratan, en vano, de presentar sus acciones como necesarias en beneficio de la humanidad en su conjunto, en vez de sus propios intereses; pero estas mentiras ya no convencen.

Ante estos y otros ataques similares, los pueblos del mundo deben defender el derecho de todo país a su auto-determinación y luchar contra la agresión imperialista, la guerra y el peligro de una guerra regional, sabiendo que la colaboración con un país imperialista contra su rival no es la solución.

¡Abajo el imperialismo! ¡Viva la fraternidad de los pueblos! 


Partido del Trabajo

EMEP
Leer más...

14 marzo 2018

Comunicado del CC del PCI (maoísta): Homenaje al camarada Bijay

La Red de Blogs Comunistas (RBC) ha traducido al castellano, para su difusión, el comunicado del Comité Central del Partido Comunista de la India (Maoísta) tras el fallecimiento el pasado año del camarada Narayan Sanyal, veterano militante comunista y ejemplo para los jóvenes revolucionarios.

Narayan Sanyal, conocido como el camarada Bijay o Prasad, tuvo una importancia fundamental en la lucha de los comunistas de la India contra el revisionismo, tanto el venido desde la Unión Soviética tras la muerte de Stalin, como el que posteriormente triunfara en la China postmaoísta y su negativa influencia en la India.Trabajó incansablemente, no obstante, por la unidad de los partidos comunistas antirrevisionistas y fue un ejemplo para los demás tanto por su vida sencilla como por su participación en la lucha revolucionaria.
Igualmente, encerrado en las mazmorras de la oligarquía hindú, resistió torturas de todo tipo y nunca cejo en organizar la lucha dentro de las cárceles, como tampoco lo hizo fuera de ellas. Sus camaradas del CC del PCI(maoísta) terminan su comunicado prometiéndole que su sueño de alcanzar un mundo sin explotación del hombre por el hombre va a ser continuado hasta la victoria final:
"¡Nos reafirmamos en nuestro compromiso de continuar por el camino de la Guerra Popular Prolongada, superando todos los obstáculos hasta cumplir los sueños por los que vivió y murió!" 

!Honor y gloria al camarada Bijay! !Viva la revolución de la India! !Viva la Guerra Popular y el Socialismo!

RBC

***

PARTIDO COMUNISTA DE LA INDIA (MAOÍSTA)
COMITÉ CENTRAL
30 de abril de 2017
¡EL VETERANO COMUNISTA DE LA GENERACIÓN DE NAXALBARI Y MIEMBRO DEL POLITBURÓ DE NUESTRO PARTIDO, CAMARADA NARAYAN SANYAL, NO DEJARÁ DE ALENTARNOS EN LA TAREA DE FRANQUEAR AUDAZMENTE EL CAMINO DE LA GUERRA POPULAR PROLONGADA HASTA LA VICTORIA! 
El camarada Narayan Sanyal (Bijay, Prasad), veterano comunista, miembro del Politburó de nuestro Partido y uno de los últimos revolucionarios de la generación de Naxalbari, falleció de cáncer el 16 de abril de 2017 en Kolkata (Calcuta) a la edad de 80 años. Acusado de cargos falsos por el enemigo, sufrió casi nueve años de prisión, quedando en libertad bajo fianza en noviembre de 2014 debido a su edad avanzada y por motivos de salud. En el momento de su muerte aún pesaban sobre él varias causas graves pendientes que le imputaba la policía de varios estados. La larga condena y la deliberada falta de asistencia médica del gobierno indio durante su encarcelamiento agravaron las enfermedades que padecía en el momento de su detención. El gobierno indio es directamente responsable de las condiciones que provocaron su muerte prematura. Con el fallecimiento del camarada Bijay, nuestro Comité Central, el Partido, el movimiento revolucionario y las masas trabajadoras del país han perdido a uno de sus más queridos dirigentes, un hombre que les sirvió con toda generosidad durante casi medio siglo, sin otro propósito personal que defender los intereses de las masas oprimidas y la Revolución. Su desaparición es una gran pérdida para nuestro Partido, la Revolución india y el pueblo. El Comité Central de nuestro Partido rinde, apesadumbrado, un sencillo homenaje rojo a nuestro querido camarada Bijay y reafirma su compromiso inquebrantable de continuar la lucha de clases revolucionaria hasta la victoria final, haciendo así realidad las aspiraciones por las que vivió y murió nuestro camarada. Nuestro Comité Central hace extensivas sus condolencias a su familia, amigos y a todos los camaradas que le conocieron a lo largo y ancho de la India. El Partido entero, el Ejército Popular Guerrillero de Liberación [PLGA, en sus siglas en inglés] y las organizaciones de masas revolucionarias de todo el país rendirán un homenaje rojo a este comunista ejemplar, aprenderán de sus cualidades proletarias, emularán su dedicación permanente a la política revolucionaria de Naxalbari y se comprometerán a realizar su sueño de una sociedad libre de explotación y opresión.
Resultado de imagen de india red de blogs comunistas 
Primeros años de vida política: el camarada Narayan Sanyal nació en una familia de clase media y con educación en Bengala Occidental en 1937. En su formación política influyeron la lucha anticolonial, la división de la India y el movimiento comunista, especialmente, durante su niñez, el movimiento Tebhaga de Bengala. En esa edad en la que se es muy impresionable, se vio influido por el comunismo y se convirtió en militante de la Federación de Estudiantes durante su vida escolar. Poco después ingresó en el Partido Comunista de la India (PCI). Tras licenciarse, trabajó en un banco del sector público. Continuó su labor política como militante del sindicato de los empleados de banca, que dependía del PCI, cuya dirección era, sin embargo, profundamente revisionista. El Gran Debate que lanzó el PCCh dirigido por Mao contra la camarilla revisionista del PCUS de Kruschev fue el detonante de numerosas luchas antirrevisionistas en el seno de los partidos comunistas de todo el mundo. También en la India los auténticos comunistas lanzaron sus críticas contra la dirección revisionista del PCI, dándose inicio a una lucha ideológica que se agudizó durante la guerra de Indochina. El camarada Bijay siguió el debate que se estaba produciendo en el movimiento comunista internacional con mucho interés. Apoyó al PCCh y se unió a los revolucionarios dentro del PCI. Cuando el partido se escindió y se formó el PCI (Marxista), se convirtió en miembro del nuevo partido con la esperanza de que éste rompiera resueltamente con el revisionismo y siguiera un camino revolucionario. No obstante, el PCI (Marxista) pronto demostró ser una fuerza oportunista de derechas tanto en su programa como en su práctica. Los auténticos revolucionarios, como los camaradas Charu Majumdar y Kanhai Chatterji, lanzaron críticas feroces contra él. Los históricos Ocho Documentos del camarada Charu Majumdar, en particular, ejercieron un efecto galvanizador sobre los seguidores del camino revolucionario, que defendían el Pensamiento Mao Tse-Tung y al PCCh. Al camarada Bijay le influyó enormemente esta intensa lucha ideológica en el PCI (Marxista). La lucha se intensificó con el telón de fondo de la Gran Revolución Cultural Proletaria y la creciente crisis revolucionaria en el país, que culminó en el estallido del glorioso levantamiento revolucionario campesino de Naxalbari. El camarada Bijay apoyó con todas sus energías la línea revolucionaria de Charu Majumdar y aclamó a los campesinos revolucionarios de Naxalbari. Tras romper todos sus vínculos con el PCI (Marxista), se dedicó de lleno a la actividad revolucionaria. Se convirtió en miembro del recién formado PCI (Marxista-Leninista). Poco después, el camarada Bijay renunció a su trabajo en el banco y se convirtió en un revolucionario profesional. Para extender el fuego de Naxalbari y con la vista puesta en la creación de bases de apoyo, la dirección del PCI (Marxista-Leninista) lo envió a finales de 1960 a la zona rural de Bihar con el fin de organizar al campesinado sometido a la opresión feudal. La conmoción provocada por Naxalbari ya había avivado la lucha antifeudal en Bihar y el camarada Bijay se entregó por completo a esta lucha. Cientos de camaradas de todo el país se convirtieron en mártires de la causa, víctimas de los ataques de los matones a sueldo de los terratenientes y de la policía en el periodo 1969-1972. Miles de ellos más fueron detenidos a resultas de la terrible represión estatal. El camarada Bijay se mantuvo firme en defensa de la línea de Naxalbari en esos momentos tan difíciles y combatió la línea revisionista, que volvía a asomar su feo rostro. Dirigió con firmeza la lucha contra las líneas escisionista, oportunista de derechas y liquidacionista de Satyanarayan Singh (que era miembro del Comité Central y del Politburó del PCI (Marxista-Leninista) y defendió con audacia la línea de Naxalbari en los años 1971-1972. Después de la traición de Satyanarayan Singh al Partido y al movimiento, el camarada Bijay se convirtió en Secretario del Comité Estatal de Bihar. Sin embargo, debido a su rápida detención en 1972, no tuvo la oportunidad de dirigirlo durante mucho tiempo en Bihar ni de desarrollarlo.
Papel en la unidad de las fuerzas revolucionarias y en la formación del PCI (Marxista-Leninista)-Partido Unidad: Tras su detención, el camarada Bijay fue encarcelado primero en Bihar y más tarde en Bengala. Bajo custodia policial fue sometido a terribles torturas, pero se mantuvo firme. Su comportamiento fue para otros camaradas un ejemplo de cómo hacer frente con valor al enemigo. Junto con otros compañeros de la dirección, resistió numerosos ataques organizados por las autoridades carcelarias. Con dichos camaradas dirigió muchas luchas de los presos por las más diversas reivindicaciones, incluidos los derechos de los presos políticos. El camarada Narayan Sanyal entabló una estrecha relación en la cárcel con otros camaradas de ideas afines, tales como el camarada Parimal Sen (Ajay), más tarde miembro del Comité Central del PCI (Maoísta), el camarada Ajit, miembro del Comité Estatal de Bengala Occidental del PCI (Maoísta), así como con otros cuadros dirigentes. Todos ellos, colectivamente, analizaron la historia hasta ese momento del movimiento revolucionario encabezado por el PCI (Marxista-Leninista) y llegaron a conclusiones asumidas por todos sobre ciertas cuestiones fundamentales. Sobre esa base, se forjó un acuerdo sobre la necesidad de unirse con auténticos revolucionarios de cualquier partido igualmente revolucionario que ya estuviese en marcha. En un ambiente dominado por los ataques despiadados de los oportunistas de derechas contra la línea del PCI (Marxista-Leninista), el papel de Charu Majumdar, las escisiones, la desunión y desmoralización que acechaba al campo revolucionario después del martirio del camarada Charu Majumdar y del revés sufrido en Naxalbari, el camarada Bijay desempeñó desde la cárcel un papel de primer orden en el intento de unificar a las fuerzas auténticamente revolucionarias y de reconstruir el movimiento.
Una vez levantado el estado de excepción, el camarada Bijay y un gran número de compañeros salieron de las cárceles. De inmediato entablaron conversaciones con grupos y personas auténticamente revolucionarios, en aras de la unidad sobre la base de la línea adoptada en el Octavo Congreso del PCI (Marxista-Leninista) y de su propio análisis del movimiento. Sin embargo, tales esfuerzos no produjeron los resultados deseados. Se dieron cuenta de que sus esfuerzos no se materializarían en nada, a no ser que desarrollaran el movimiento revolucionario sobre la base de su propio análisis. Esta comprensión de la situación les llevó a celebrar una conferencia en noviembre de 1978 en la que se aprobaron tres documentos destacados en relación con la importancia histórica de PCI (Marxista-Leninista), la unidad, y la “línea” de la aniquilación. El resultado de esa histórica conferencia fue la formación de un nuevo partido, el PCI (Marxista-Leninista)-Partido Unidad. Se eligió un Comité Organizador Central para dirigir el Partido, del que era miembro el camarada Bijay. El Partido decidió organizar un movimiento revolucionario campesino en el sur de Bihar Central con una perspectiva estratégica. El trabajo con el campesinado también se lanzó en Nadia y Murshidabad, distritos de Bengala Occidental.
Tras la formación del Partido Unidad, el Comité Organizador Central no cejó en sus esfuerzos por lograr la unión con otros grupos revolucionarios. El primer proceso en ese sentido se produjo con la Organización Comunista Revolucionaria [CKS, en sus siglas en hindi] en 1980, que condujo a la creación del PCI (Marxista-Leninista) (UO) [¿?]. Un sector del otrora Comité Organizador Central del PCI (Marxista-Leninista) dirigido por los camaradas Sharma y Appalasuri se fusionó con el UO [¿?] en enero de 1982 para formar el PCI (Marxista-Leninista)-Partido Unidad. La facción de Bihar del Centro de los Comunistas Revolucionarios de la India (Marxista-Leninista) [CCRI (ML)], una organización activa principalmente en Bengala Occidental, se unió con el Partido Unidad en 1988. Un sector del PCI (Marxista-Leninista) [Equipo Central] [CPI (ML) [CT]], conocido como Centro de Coordinación o Grupo Sangram [Grupo de “Combate”, en hindi], del Punjab, se unió con el Partido Unidad en 1990. El camarada Bijay desempeñó el papel principal en todas estas fusiones.
Resultado de imagen de india red de blogs comunistas
Papel en el desarrollo del movimiento revolucionario: reforzado por las sucesivas fusiones, el Partido Unidad se planteó la perspectiva de desarrollar la revolución agraria en Magadh, en la región de Bihar. Una parte considerable de la dirección central del Partido se concentró en esta tarea. El camarada Bijay, sobre el terreno, dirigió el trabajo desde la primera línea. Gracias a las enseñanzas de la experiencia de lucha campesina revolucionaria de Naxalbari y en aplicación de la línea de masas, se desarrolló una poderosa lucha antifeudal en la región de Koel Kaimur, Jehanabad y Aurangabad. Se formaron unidades del Partido y se establecieron la organización de obreros y campesinos (MKSS), una milicia popular, así como escuadrones guerrilleros para hacer frente a los matones a sueldo de los terratenientes y a las fuerzas armadas del Estado. El movimiento se consolidó con la incorporación al Partido de miembros de las organizaciones de masas y de la milicia. A su vez, los escuadrones guerrilleros se ampliaron gracias a las incautaciones de armas de los terratenientes y de la policía. Para consolidar los progresos del movimiento y seguir avanzando, el Partido se volcó en la educación política. Del mismo modo, el Partido desarrolló la lucha revolucionaria campesina en las llanuras de Bengala, combatiendo al régimen socialfascista del PCI (Marxista), sobre todo en los distritos de Nadia, Murshidabad y Malda. Un sector de la dirección de Partido Unidad se concentró en el desarrollo de este movimiento, convirtiéndose en una zona importante de la lucha de clases dirigida por el Partido Unidad.
En Bihar y Bengala, además de la lucha antifeudal y gracias a las experiencias anteriores, se organizaron movilizaciones políticas contra el imperialismo, el feudalismo y sobre otros asuntos de interés popular. En las ciudades de Patna, Kolkata y Krishnanagar, los trabajadores, estudiantes, jóvenes, mujeres y otros sectores oprimidos  se organizaron en frentes obreros, estudiantiles y de la juventud. Se desarrolló un frente de mujeres en las zonas rurales. El movimiento campesino revolucionario se desarrolló en algunos lugares del Punjab y de los distritos de Srikakulam y Vijayanagaram, en Andhra Pradesh. De esta modo, el Partido puso en marcha un movimiento revolucionario en la India oriental con una base de masas en las zonas rurales y urbanas. En la planificación y ejecución de todo este trabajo, como miembro del Comité Organizador Central del Partido, el camarada Bijay desempeñó un papel crucial.
Papel en la lucha interna en el seno de la dirección del Partido: en el momento en que maduraban las condiciones para que el movimiento avanzase gracias a la síntesis de la experiencia pasada con la formulación de nuevas tareas de nivel superior, apareció una línea oportunista de derechas encabezada por el entonces Secretario General del Partido Ashok. Los defensores de esta línea afirmaban que se habían producido cambios fundamentales en las relaciones semicoloniales y semifeudales debido al desarrollo de las relaciones capitalistas en la agricultura, por lo que se habían vuelto obsoletas tanto la revolución agraria como la Guerra Popular Prolongada. Sin embargo, no pudieron ni sustentar sus afirmaciones a la luz del análisis marxista ni formular estrategia o táctica concreta alguna con que poner en práctica su línea. Dicha línea revisionista amenazaba con liquidar el carácter revolucionario del Partido, así como todos los logros que había conseguido hasta ese momento. Esta lucha ideológico-política alcanzó un punto crítico en la Conferencia Central del Partido en 1987. El camarada Bijay dirigió resueltamente la lucha contra esta línea errónea en defensa de la línea correcta y la salvaguardia del Partido. Como resultado de ello, la línea errónea fue derrotada en la Conferencia, quedando confirmada la línea de la Guerra Popular Prolongada con la revolución agraria como eje de la Revolución de Nueva Democracia. El Partido alcanzó la unidad sobre una base superior. Ashok y otros miembros del Comité Organizador Central abandonaron sus puestos y el camarada Bijay se convirtió en el Secretario General del Partido. Hábilmente, dirigió el Partido como su Secretario General desde 1987 hasta 1998, cuando se fusionó con el PCI (Marxista-Leninista) (Guerra Popular) para formar un nuevo partido unificado, el PCI (Marxista-Leninista) [Guerra Popular].
Papel en la fusión y en el partido unificado: como Secretario General de Partido Unidad, el camarada Bijay defendió sistemáticamente una interpretación del Octavo Congreso del PCI (Marxista-Leninista) en el sentido de que los auténticos comunistas revolucionarios deben unirse sobre la base de un análisis común del pasado. Las conversaciones para la unificación del PCI (Marxista-Leninista) (Guerra Popular) y el PCI (Marxista-Leninista) (Partido Unidad) comenzaron en 1995, poniendo de manifiesto un análisis semejante de importantes acontecimientos nacionales e internacionales, y se sucedieron a partir de ese momento. En el curso del proceso de unificación, se celebró la Conferencia Central del Partido Unidad en 1997, en la que se estudiaron los últimos dieciocho años del movimiento dirigido por el Partido. Durante la Conferencia se plantearon en un Documento de Crítica algunas cuestiones vitales sobre la línea del Partido, suscitadas por un miembro del Comité Organizador Central. La lucha de dos líneas que se siguió produjo un enriquecimiento de la línea política del Partido Unidad y la Conferencia incorporó a la POR [¿?] algunas críticas valiosas y correctas recogidas en el Documento de Crítica. El camarada Bijay desempeñó un papel importante en la manera de plantear esta lucha de dos líneas siguiendo el método correcto y contribuyó al éxito de la Conferencia, que tuvo una significación de primer orden en el logro de la fusión entre el Partido Unidad y Guerra Popular. Tras casi tres años de proceso de unidad y una vez alcanzado un acuerdo sobre todas las cuestiones ideológicas, políticas, organizativas y militares básicas, los dos partidos se fusionaron en el PCI (Marxista-Leninista) [Guerra Popular]. En nombre del Partido Unidad, el camarada Bijay fue quien encabezó su representación y quien expuso sus posiciones, presididas siempre por la voluntad de unidad. Después de la fusión, el Partido unido comenzó los preparativos para el Noveno Congreso, que se celebró casi treinta años después del Octavo Congreso de 1970, que dirigiera el camarada Charu Majumdar. Como camarada veterano y miembro del Politburó, el camarada Bijay estuvo intensamente involucrado en los preparativos del Congreso, en la redacción de sus documentos, en los que se sintetizaba la historia del movimiento, y en su celebración misma, que tuvo lugar en 2001. Cuando surgió una línea sectaria de izquierdas en el Congreso, tuvo un papel importante en su derrota, como veterano miembro que era del Comité Central. Su papel fue crucial en el resultado final exitoso del Congreso. El Comité Central le encargó al camarada Bijay, como miembro del Politburó, la dirección de la Oficina Regional del Sur Oeste del Partido, junto con el Secretario de dicha Oficina. Cuando mostró su feo rostro una línea oportunista de derechas en Karnataka, el camarada Bijay la combatió con otros compañeros y la derrotaron. Cuando surgieron nuevas fuerzas revolucionarias en Assam, contribuyó a consolidarlas, fomentando y ampliando su educación ideológico-política y desempeñó un papel importante en la expansión del Partido en esa zona. También mantuvo relaciones con algunas organizaciones de liberación nacional del nordeste.
Como veterano camarada que formaba parte del movimiento revolucionario desde Naxalbari y era, asimismo, miembro del Comité Central y del Politburó del PCI (Marxista-Leninista) [Guerra Popular], el camarada Narayan Sanyal desempeñó un papel importante en la dirección del nuevo Partido. Contaba con la experiencia de lo beneficiosa que es la unidad y lo perjudicial que es la desunión en el seno del movimiento revolucionario y del partido que lo dirige. Con la unidad del Partido Unidad-Guerra Popular, la gran mayoría de las fuerzas marxista-leninistas del país estaban unidas. Sin embargo, los continuos enfrentamientos entre Guerra Popular y el Centro Comunista Maoísta [MCC] en Bihar (periodo que más tarde sería conocido como el Capítulo Negro en la historia del Partido) le preocupaban profundamente. Con intensos esfuerzos por ambas partes, los Partidos hermanos MCC y Guerra Popular lograron detener los enfrentamientos con una actitud autocrítica, lo que permitió allanar el camino para la reanudación de las relaciones bilaterales en 2001, que condujeron, a su vez, a las conversaciones para la unidad. Como representante del Comité Central del PCI (Marxista-Leninista) [Guerra Popular], el camarada Bijay tuvo un papel importante en dichas conversaciones con el MCC y en la preparación de los documentos para la unidad del Partido, que enriquecieron el acuerdo. Así se llegó a la fusión de Guerra Popular y del Centro Comunista Maoísta de la India, y a la formación del PCI (Maoísta). Esto le hizo muy feliz al camarada Bijay. Se convirtió en miembro del Comité Central y del Politburó del nuevo Partido y desempeñó un papel importante en el trabajo de formulación de sus nuevas tareas y en la expansión del movimiento. Se creó una nueva Oficina Regional, llamada la Oficina Regional Centro-oriental, que comprendía el norte de Chhattisgarh y el estado de Odisha, con miras a desarrollar el trabajo de expansión de manera organizada. El camarada Bijay fue el Secretario de esta Oficina Regional. Desafortunadamente, sin embargo, fue detenido a los quince meses de la fusión y antes de que dicha Oficina Regional pudiese ponerse en marcha.
 
Vida en prisión, libertad y actividades legales: el 28 de diciembre de 2005, el camarada Narayan Sanyal fue secuestrado en Raipur por los Servicios de Inteligencia de la policía de Andhra Pradesh con la connivencia de las autoridades locales y centrales. Sólo en la noche del 4 de enero fue presentado ante un tribunal de distrito de Andhra Pradesh. Fue imputado en numerosas causas falsas en diversos estados, entre ellas el atentado contra Chandrababu Naidu en Tirupati (Andhra Pradesh), la evasión de la cárcel de Jehanabad (Bihar), el asalto al arsenal de la policía de Giridih (Jharkhand), un ataque múltiple en Madhuban (Bihar), el aniquilamiento de 24 miembros de las Fuerzas de Policía de la Reserva Central [CRPF, en sus siglas en inglés] en Dandakaranya (Chhattisgarh), etc., etc. Un tribunal de Chhattisgarh le condenó a cadena perpetua sobre la base de cargos falsos junto al activista de derechos civiles Dr. Binayak Sen y al empresario Piyush Guha. La condena y la larga reclusión, sin embargo, no lograron quebrar su voluntad y su espíritu revolucionario. En la cárcel se mantuvo firmemente comprometido con el marxismo-leninismo-maoísmo y la línea revolucionaria del Partido y fue un ejemplo de resistencia a imitar para cualquier comunista. Sin embargo, los largos de prisión, las duras condiciones de la cárcel y la falta de atención médica adecuada hicieron profunda mella en su salud. Cuando fue liberado en noviembre de 2014 después de casi nueve años entre barrotes, sus problemas de salud se habían agravado considerablemente. A pesar de ellos, de los que no se preocupaba, el camarada Bijay pronto se involucró en actividades legales como veterano dirigente de alto rango del Partido. No obstante su quebradiza salud, planteó algunas propuestas al Comité Central para hacer avanzar al movimiento y expresó su deseo de asumir alguna responsabilidad. De esta manera, dio todo lo mejor de sí al movimiento revolucionario hasta su último aliento. Murió de cáncer el 16 de abril de 2017 en Kolkata rodeado de sus familiares, camaradas y amigos. 
La pérdida de nuestro querido camarada Bijay es motivo de profundo dolor para el Comité Central, el Partido, el movimiento revolucionario y las masas oprimidas del país. La entrega inquebrantable de su vida a la causa del comunismo, su papel en la unidad de los auténticos comunistas y en la fusión del Partido Unidad con Guerra Popular y de Guerra Popular con el Centro Comunista Maoísta de la India, así como su papel en el Comité Central y en el Partido seguirán siendo un ejemplo para todos nosotros. Su espíritu indomable, su entusiasmo juvenil, su iniciativa y su capacidad de sacrificio para todo lo que tuviera que ver con la liberación de las masas, su constante fidelidad al marxismo-leninismo-maoísmo y a la línea básica del Partido sin la más mínima vacilación, su combate permanente contra el oportunismo de derechas y de “izquierdas”, su firme voluntad de lograr la unidad de los comunistas y su cercanía a los camaradas y a las masas, su indoblegable determinación comunista mientras permaneció en la cárcel y su entusiasmo después de su liberación, quedarán grabados en nuestra memoria por mucho tiempo.
El camarada Bijay encarnaba las mejores cualidades comunistas. Nunca anhelaba reconocimiento alguno para sí. Mantenía relaciones estrechas y amistosas con sus compañeros y las masas oprimidas. Llevaba una vida sencilla y entregada a la dura lucha. Siempre demostró un profundo interés por el estudio y sus conocimientos eran de lo más variado. Fue siempre franco, sencillo y directo al expresar su opinión. Se abstenía siempre de hablar, si no había estudiado e investigado el tema en discusión. Siempre respetó el centralismo democrático y el funcionamiento colectivo. Seguía siempre la opinión de la mayoría incluso cuando no estaba de acuerdo en alguna cuestión. Siempre estaba dispuesto a aportar y ofrecer su ayuda a sus camaradas, como veterano del Comité Central. Permaneció soltero para dedicarse por entero y en exclusiva a la Revolución.
Con todas estas cualidades, el camarada Narayan Sanyal se ganó fácilmente el reconocimiento, el respeto y el cariño de sus compañeros y de las masas oprimidas como veterano dirigente que era de la Revolución india. Su vida revolucionaria de cinco decenios, sus cualidades de comunista y su sacrificio seguirán siendo un ejemplo para todos nosotros. A punto de concluir el cincuenta aniversario del estallido del levantamiento revolucionario armado campesino de Naxalbari, también el camarada Narayan Sanyal nos ha dejado después de cinco decenios de implacable lucha revolucionaria. Ante nosotros, su figura se alza como un ideal. Nuestro Comité Central exhorta a todos y cada uno de los miembros del Partido, del PLGA y de las organizaciones de masas revolucionarias a aprender de él y a imbuirse de sus cualidades comunistas para coronar con la victoria la guerra popular prolongada, haciendo frente a los ataques de las clases dominantes y de los imperialistas, así como de las fuerzas brahmánicas hindo-fascistas a su servicio, siguiendo el ejemplo del camarada Narayan Sanyal. ¡Saludos rojos y un humilde homenaje a nuestro querido camarada Bijay! ¡Nos reafirmamos en nuestro compromiso de continuar por el camino de la Guerra Popular Prolongada, superando todos los obstáculos hasta cumplir los sueños por los que vivió y murió! 
Abhay
Portavoz,
Comité Central
PCI (Maoísta)
Leer más...

10 enero 2018

RBC: Algunas consideraciones sobre el procés catalán

La Red de Blogs Comunistas (RBC) estima conveniente señalar algunas consideraciones sobre el procés catalán y, en último término, sobre el derecho a la autodeterminación de todos los pueblos.

Al igual que José Díaz, cuando abogaba, en su discurso en el Monumental Cinema de Madrid, por la creación de una “Concentración Popular Antifascista” sobre la base de cuatro puntos concretos, la RBC defiende asimismo la “liberación de los pueblos oprimidos por el imperialismo español. Que se conceda el derecho de regir libremente sus destinos a Catalunya, a Euskadi, a Galicia y a cuantas nacionalidades estén oprimidas por el imperialismo de España”.

José Díaz, Secretario General del PCE en los años en que el Partido era vanguardia marxista-leninista del proletariado español –seguidor fiel, por tanto, de Lenin y Stalin–, aplicaba la doctrina y principios de lo que Lenin llamaba “la doble tarea del proletariado en cuanto al derecho de autodeterminación[1]. Sobre esta base, la RBC subraya los siguientes puntos sobre el denominado procés catalán, último eslabón, por el momento, de la lucha histórica del pueblo catalán por su liberación del imperialismo español:

1.- En primer lugar, el independentismo catalán no es sólo un movimiento burgués como muchos chovinistas de izquierdas señalan. De su carácter multiclasista, reflejado en un enorme apoyo social, destaca un evidente componente emancipador, popular y obrero, cuya ocultación interesada persigue, sobre todo, desligar el actual movimiento catalán de la lucha de los trabajadores del resto del Estado.

2.- Los comunistas, en consecuencia, no se han de limitar a apoyarlo o criticarlo, sino que, como en todo movimiento popular o revolucionario, han de participar activamente en él, dirigiendo a las masas, especialmente el proletariado, y convirtiéndose en su vanguardia.

3.- La herida abierta en Cataluña no se va a cerrar ya con simples parches legales o presupuestarios. En el contexto de lucha política en Cataluña, a la que, es de esperar, se vayan sumando otras naciones del Estado español y los más diversos sectores populares, los comunistas no deben contribuir en absoluto a que el régimen monárquico pueda adueñarse de la situación y sofocarla. Para los comunistas la principal tarea de este día, teórica y práctica, pasa por la transformación del problema catalán del régimen borbónico en el problema del régimen borbónico en el Estado español en su conjunto.

4.- Como escribiera Federico Engels, cuando, al referirse al problema de Alsacia y Lorena, afirmaba que tal problema no existiría si Francia y Alemania fueran Estados socialistas, sólo el final del capitalismo y la construcción de Estados libres de explotación pueden resolver la cuestión nacional catalana[2]. En última instancia, en la liquidación del régimen del 78, es decir, el sistema socio-político y económico que “ató y bien ató” el franquismo se encuentra la única posibilidad de superación de la “España una, grande y libre” que aherroja a las naciones y clases populares del Estado.

5.- El objetivo, pues, es acabar con la propiedad privada y sustituirla por la socialización de los medios de producción, es decir, finiquitar el capitalismo, terminar con la barbarie que este sistema representa para los trabajadores, los pueblos y la humanidad en su conjunto. La tarea de los comunistas es apoyar sin ambages todo avance, por pequeño que sea, hacia el socialismo. En este sentido concreto, el paso de la monarquía del 78 a la III República, con el profundo significado que tiene esta palabra en España, constituye un paso adelante que hay que ayudar a dar, por muy burguesa que finalmente sea ésta. ¡No olvidemos nunca las famosas palabras de Stalin en sus Fundamentos del Leninismo acerca de la cuestión nacional y su relación con la lucha contra el imperialismo![3]

6.- Siguiendo a Lenin, se trata de luchar, en primer lugar, por la unidad de clase: ¡Todos los trabajadores, independientemente de nuestra nacionalidad, somos hermanos de clase! ¡Todos los trabajadores tenemos el mismo enemigo común, que es la burguesía de cada una de nuestras naciones! Lo cual no excluye, en modo alguno, ni la pertenencia de cada trabajador a una nación o a un pueblo concretos ni su identificación con una cultura determinada, que, como tales, jamás pueden ser enemigos de la clase obrera de ningún otro Estado. En la situación concreta de Cataluña, el único enemigo de la clase obrera española es el chovinismo gran español, heredero de los fascistas del 36. La única patria de la burguesía española, de la clase parasitaria de la monarquía borbónica, es su bolsillo.

7.- Finalmente, la RBC debe hacer mención al lamentable papel de Podemos, cuya ambigüedad demuestra, una vez más, que su principal objetivo y razón de ser es la desmovilización de la protesta popular y la desarticulación de la organización obrera. En lugar de ponerse del lado de las fuerzas republicanas en Cataluña, en lugar de articular en todo el Estado un frente político democrático y progresivo contra el 78, en lugar de sacar a las calles a las masas republicanas de todo el Estado, Podemos, se ha situado, en el menos malo de los casos, en la equidistancia, es decir, del lado pasivamente de la monarquía y del chovinismo gran español; ha optado por asumir el statu quo en vez de ponerse de lado de las aspiraciones progresivas y democráticas no sólo de los catalanes, sino de la clase obrera de todo el Estado español; ha renunciado a la construcción de una España distinta de la actual; es su actitud acomodaticia y servilona, y no la legítima lucha del pueblo catalán, la que ha permitido que rebrote el fascismo y el chovinismo por las calles de España.

El camarada galés, Nicholas Glais, del blog Democracy and Class Struggle, miembro de la RBC, se ha expresado correctamente en los siguientes términos respecto a quienes dan cobertura al chovinismo español “por la izquierda”: “Es hora de declarar la guerra a esos izquierdistas que no ven la autodeterminación nacional como parte de la lucha de clases por la democracia y el socialismo”.
ANEXO

Como respuesta a los chovinistas de izquierdas y a quienes se autocalifican de “neutrales” o “equidistantes” bajo la falsa excusa de considerar la cuestión catalana una simple lucha entre la burguesía española y catalana, la RBC os ofrece un texto de Stalin sobre la concesión de la independencia a Finlandia por parte de la URSS.

Sobre la independencia de Finlandia
Informe en la reunión del Comité Ejecutivo Central de toda Rusia del 22 de diciembre de 1917.
(Referencia de prensa)

Hace unos días, los representantes de Finlandia se han dirigido a nosotros reivindicando el reconocimiento inmediato de la plena independencia de Finlandia y la ratificación del hecho de su separación de Rusia. En respuesta, el Consejo de Comisarios del Pueblo ha resuelto acceder a ello y promulgar un decreto relativo a la plena independencia de Finlandia, decreto que ha sido publicado ya en los periódicos.

He aquí el texto de la decisión del Consejo de Comisarios del Pueblo:

“En respuesta al mensaje del gobierno finlandés reivindicando el reconocimiento de la independencia de la República Finlandesa, el Consejo de Comisarios del Pueblo, de pleno acuerdo con los principios del derecho de las naciones a la autodeterminación, dispone: proponer al Comité Ejecutivo Central: a) el reconocimiento de la República Finlandesa como Estado independiente y b) la organización, de acuerdo con el gobierno finlandés, de una comisión especial (con representantes de ambas partes) para establecer las medidas prácticas dimanantes de la separación de Finlandia de Rusia.

Como es lógico, el Consejo de Comisarios del Pueblo no podía proceder de otro modo, ya que si un pueblo, en la persona de sus representantes, reivindica el reconocimiento de su independencia, el gobierno proletario, basándose en el principio de la concesión del derecho de autodeterminación a los pueblos, debe acceder a ello.

La prensa burguesa dice que hemos conducido al país a la desintegración completa, que hemos perdido varios países, entre ellos Finlandia. Pero, camaradas, no podíamos perderla, ya que, de hecho, jamás fue propiedad nuestra. Si hubiéramos retenido por la fuerza a Finlandia, ello no significaría en modo alguno que la habíamos adquirido.

Sabemos perfectamente cómo William “adquiere” por la fuerza y la arbitrariedad Estados enteros y qué terreno surge merced a ello para las relaciones entre el pueblo y sus opresores.

Los principios de la socialdemocracia, sus consignas y aspiraciones residen en la creación de la anhelada atmósfera de confianza entre los pueblos, y sólo sobre ese terreno es realizable la consigna de “¡Proletarios de todos los países, uníos!”). Todo esto es viejo y del dominio público.

Si examinamos más detenidamente la concesión de la independencia a Finlandia, veremos que, de hecho, el Consejo de Comisarios del Pueblo ha otorgado la libertad, contrariamente a su deseo, no al pueblo, no a los representantes del proletariado de Finlandia, sino a la burguesía finlandesa, que, por un extraño conjunto de circunstancias, se ha adueñado del Poder y ha recibido la independencia de manos de los socialistas de Rusia. Los obreros y los socialdemócratas finlandeses se han visto en una situación, en la que han debido aceptar la libertad, no directamente de manos de los socialistas de Rusia, sino con ayuda de la burguesía finlandesa. Como esto significa una tragedia para el proletariado finlandés, no podemos dejar de señalar que los socialdemócratas finlandeses, debido únicamente a su indecisión e incomprensible cobardía, no han tomado medidas resueltas para adueñarse ellos mismos del Poder y arrancar de manos de la burguesía finlandesa su independencia.

Se puede censurar al Consejo de Comisarios del Pueblo, se le puede criticar, pero no hay nadie capaz de afirmar que deja sin cumplir sus promesas, pues no hay fuerza que pueda obligarle a retractarse de ellas. Lo hemos demostrado al acoger con absoluta imparcialidad las exigencias de la burguesía finlandesa reclamando la independencia de Finlandia y al promulgar en el acto el decreto de independencia de Finlandia. Que la independencia de Finlandia facilite la liberación de los obreros y campesinos finlandeses y cree una sólida base para la amistad de nuestros pueblos.

Publicado el 23 de diciembre de 1917 en el núm. 222 de “Pravda”. ”



[1] “Semejante estado de cosas plantea al proletariado de Rusia una tarea doble, o mejor dicho, bilateral: luchar contra todo nacionalismo y, en primer término, contra el nacionalismo ruso; reconocer no sólo la completa igualdad de derechos de todas las naciones en general, sino también la igualdad de derechos respecto a la edificación estatal, es decir, el derecho de las naciones a la autodeterminación, a la separación; y, al mismo tiempo y precisamente en interés del éxito en la lucha contra toda clase de nacionalismos de todas las naciones, propugnar la unidad de la lucha proletaria y de las organizaciones proletarias, su más íntima fusión en una comunidad internacional, a despecho de las tendencias burguesas al aislamiento nacional. Completa igualdad de derechos de las naciones; derecho de autodeterminación de las naciones; fusión de los obreros de todas las naciones; tal es el programa nacional que enseña a los obreros el marxismo, que enseña la experiencia del mundo entero y la experiencia de Rusia”.
[2] “No podríamos tomar ni conservar el poder sin resarcir por los crímenes cometidos por nuestros predecesores para con otras nacionalidades, y por ello sin: 1) facilitar la reconstitución de Polonia, y 2) poner a la población del norte de Schleswig y a la de Alsacia-Lorena en situación de decidir libremente a quién ha de pertenecer. Entre una Francia socialista y una Alemania socialista no existiría el problema de Alsacia-Lorena” (Friedrich Engels; Carta a A. Bebel, 24 de octubre de 1891).
[3] “El carácter indudablemente revolucionario de la inmensa mayoría de los movimientos nacionales es algo tan relativo y peculiar, como lo es el carácter posiblemente reaccionario de algunos movimientos nacionales concretos. El carácter revolucionario del movimiento nacional, en las condiciones de la opresión imperialista, no presupone forzosamente, ni mucho menos, la existencia de elementos proletarios en el movimiento, la existencia de un programa revolucionario o republicano del movimiento, la existencia en éste de una base democrática. La lucha del emir de Afganistán por la independencia de su país es una lucha objetivamente revolucionaria, a pesar de las ideas monárquicas del emir y de sus partidarios, porque esa lucha debilita al imperialismo, lo descompone, lo socava. En cambio, la lucha de demócratas y “socialistas”, de “revolucionarios” y republicanos tan “radicales” como Kerenski y Tsereteli, Renaudel y Scheidemann, Chernov y Dan, Henderson y Clynes durante la guerra imperialista era una lucha reaccionaria, porque el resultado que se obtuvo con ello fue pintar de color de rosa, fortalecer y dar la victoria al imperialismo”.
Leer más...

Constitución del Comité Preparatorio del XXVI CIJDAA

Del 28 de Julio al 2 de Agosto de este año, en medio de lo que será una intensa lucha del pueblo mexicano por el cambio social, México recibirá a decenas de jóvenes de diferentes partes del mundo, quienes confluirán en el XXVI Campamento Internacional de la Juventud Democrática, Antifascista y Antiimperialista; evento en el que a través de foros, conferencias, mesas de trabajo, talleres, actividades artísticas y deportivas, la joven generación consciente compartirá experiencias organizativas y de lucha.
La unidad es el eje central de este importante campamento, por lo anterior, organizaciones sociales, sindicatos, colectivos y jóvenes progresistas, constituiremos el Comité Nacional Preparatorio, cuya labor permanente buscará en los próximos meses aglutinar a través de diversas propuestas organizativas y de movilización a decenas de jóvenes mexicanos; así mismo se encargará de construir el programa de actividades de tan trascendente evento.
Por lo anterior, hacemos el llamado a todos los jóvenes dispuestos a cambiar la realidad actual, a participar en el evento de constitución del Comité Nacional Preparatorio que tendrá lugar el próximo 21 de Enero, a las 13 hrs. en el restaurant-bar el Hórreo ubicado en el Dr. Mora #11 Alameda Central, en el cual se aprobará la ruta general de eventos preparatorios, el programa general, se presentará el cartel oficial y los medios electrónicos que se emplearán para la difusión del Campamento.
Leer más...

20 octubre 2017

RBC: Solidaridad con el pueblo catalán !Viva el internacionalismo proletario!

Los últimos acontecimientos en Cataluña, a saber, la Marcha sobre Barcelona del pasado 8 de octubre
y los recentísimos encarcelamientos de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, dirigentes populares catalanes, ponen aún más a las claras, si cabe, la aceleración de la deriva autoritaria y fascista en que se ha embarcado el régimen del 78 tras el referéndum de 1 de octubre. El envío a prisión por la Audiencia Nacional, órgano judicial heredero del Tribunal de Orden Público franquista, de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart es el ejemplo más candente de que el Estado monárquico-fascista español ni respetará la voluntad democrática del pueblo catalán de constituirse en República, ni tolerará pacíficamente la de las clases explotadas de liquidar la abyección borbónica impuesta por la dictadura fascista en julio de 1969.

La suspensión de la autonomía catalana sobre la base del artículo 155 de la Constitución del 78 puede ser un hecho en breves horas. Ante esta situación previsible, la tarea de todos los comunistas del Estado y de todas las fuerzas auténticamente democráticas es responder, soslayando cualesquiera divergencias podamos mantener, con una gran ola unitaria de solidaridad con el pueblo catalán y nuestros hermanos de clase de la futura República catalana. Por ello, la Red de Blogs Comunistas (RBC) expresa públicamente su rechazo a la represión desatada por un régimen cuya legitimidad se ha extinguido ya en Cataluña y cuya existencia en el resto del Estado sólo pretende perpetuar los privilegios, corrupción y despotismo de los herederos ideológicos y de clase de los fascistas del 36.

Nuestro deber, como comunistas, es defender el derecho a la autodeterminación de los pueblos, como nos enseña el gran Lenin. En consecuencia, apoyamos al pueblo catalán en su justa lucha por construir la República catalana, a la vez que abogamos por el pleno protagonismo y la firme dirección de las clases trabajadoras en el seno de dicha lucha, única garantía de una nueva sociedad libre de opresión y explotación.

¡Ni un apoyo al régimen del 78 y a los partidos dinásticos en las filas de la clase obrera española!

¡Toda la solidaridad de la clase obrera española con Cataluña!

¡Visca Catalunya Lliure!

¡Viva el internacionalismo proletario!
Leer más...